Pasta con salsa de espinaca – una comida rápida y saludable

De momento mi hija es bien carnívora y ya no tan fanática de los vegetales como en los primeros meses que practicamos el baby-led weaning. Sé que todo eso son fases y que hay que tener confianza en que el niño escoge lo que necesita y no se debe forzarlo a que coma más verduras. Pero como yo misma vivo casi como vegetariana, siempre me hace feliz si a Emily le gustan las verduras que le ofrezco. Este es el caso con esta pasta con salsa de espinaca ¡le encanta!

La primera vez que la cociné no tenía un buen plan, solo usé los ingredientes que nos quedaban en casa: un manojo de espinaca, una pieza de cebolla y un tomate. Para niños pequeños que aún no tienen sus molares es difícil masticar hojas como lechuga, acelga o espinaca. Se les pegan en el paladar. Por eso decidí licuar la espinaca y para un sabor más interesante añadí un poco de queso parmesano. Normalmente no sigo una receta exacta cuando preparo esta salsa de espinaca, siempre vario un poco. Un día añado algo de brócoli, otro día la mezclo con semillas de girasol. Aquí les tengo mi versión favorita de momento de esta receta vegetariana. Es perfecta para días en los que no se tiene mucho tiempo para cocinar.

Referente a la pasta para niños pequeños recomiendo los fusilli o farfalle. Son más fáciles de agarrar con sus manitas que los espaguetis.

Ingredientes:

(para dos personas)

  • 1 manojo de espinaca
  • 3 tomates
  • ¼ de cebolla
  • 2 cucharas de semillas de girasol
  • 1 cuchara de parmesano rallado
  • aceite de oliva
  • queso panela
  • 200 g de pasta

Preparación:

  1. Lavar la espinaca, quitarle los troncos. Picar la cebolla. Cortar los tomates en trozos.
  2. Freír la cebolla en un sartén con aceite de oliva. Añadir 2/3 de los trozos de tomate (guardar el resto para después) y freírlas también. Añadir la espinaca y freír hasta que quede suave.
  3. En la licuadora (yo uso el Magic Bullet) licuar espinacas, cebolla y tomate junto con las semillas de girasol y el queso parmesano. A gusto añadir un poco de aceite de oliva para hacerlo más cremoso.
  4. Cocinar la pasta como lo indica el paquete.
  5. Servir con trozos de queso panela y tomates (los que guardamos antes). Yo normalmente pongo más semillas de girasol y queso parmesano en mi plato. En el de Emily no, porque el parmesano contiene mucha sal

¡Guten Appetit!

 

Bebé manchada de espinaca

Cuidado: La espinaca es uno de los alimentos que contienen mucho nitrato. Por eso los niños pequeños no deben de comerla en grandes cantidades ni más de una vez a la semana. Además no la debes de recalentar. Cuando se calienta el nitrato se convierte en nitrito, una molécula que impide la absorción de oxígeno por la sangre, lo que puede resultar en un peligro para los bebés. Para reducir el contenido de nitrato deberías de lavar bien las hojas y quitar los tallos grandes. Otro consejo es combinar la espinaca con alimentos que contienen mucha vitamina C como el brócoli, perejil, pimiento o frutas como guayabas y limones. Pero no te preocupes, si le ofreces esta receta de pasta con espinaca de vez en cuando a tu hijo no hay ningún riesgo. Al contrario, es muy rica en vitaminas y minerales.

Leave a Reply