La Silla Pappagallo – una periquera perfecta para el baby-led weaning

Hay miles de periqueras diferentes en el mercado; de madera o plástico, con o sin cojines, unas con mesa integrada y otras que se adaptan al crecimiento del bebé. En casa, de visita, en viajes y restaurantes; ya hemos usado varios diseños diferentes con mi hija. Hoy les quiero presentar nuestro favorito: la Silla Pappagallo de la tienda mexicana Tikibá.

Características de una buena periquera para bebés

Una buena periquera debe de cumplir con las siguientes características:

  • Estable
  • Cómoda
  • Estar fabricada con materiales no tóxicos
  • Fácil de limpiar
  • De altura ajustable (crece con el niño)

La Tripp Trapp y la Silla Pappagallo de Tikibá

Una de las sillas altas más conocidas en Alemania es la silla Tripp Trapp de la marca Stokke. Muchos niños de mi generación crecieron con esta periquera de madera. Me encanta el diseño funcional y la calidad de la madera. Encontré tiendas y distribuidores de esta famosa periquera en México, pero quedé sorprendida por los precios altos. Ya en Alemania no es tan barata, pero no estaría dispuesta a gastar $5,000 (230 €). Aparte los gastos extras para accesorios. Así que investigué mucho sobre las diferentes alternativas que hay aquí en México.

Finalmente encontré una alternativa muy buena a la Tripp Trapp; la Silla Pappagallo de la tienda Tikibá que cuesta solo $1,850. Su diseño sin duda está basado en la silla TrippTrapp, se ven casi iguales. La Silla Pappagallo cumple con todas las características mencionadas arriba: es una periquera de madera fácil de limpiar, no tiene mesita (es para colocarse en el comedor, como cualquier otra silla), lo que me encanta porque así nuestra hija participa directamente en la comida familiar y no está sentada por separado.

La periquera consiste de una tabla arriba para sentarse y otra abajo para poner los pies. Estas dos tablas se pueden ajustar en altura y así se pueden adaptar perfectamente al tamaño del niño, como este vaya creciendo. Aguanta hasta 40 Kg de peso. Para bebés pequeños se puede añadir un cinturón de madera y tela para prevenir que se caigan.

Silla Pappagallo
La Silla Pappagallo de Tikibá

Una periquera perfecta para el baby-led weaning

Con mi hija practicamos el baby-led weaning desde que tiene 6 meses más o menos. Significa que no le damos papillas, pero que come lo mismo que el resto de la familia (con unas excepciones, por supuesto). Cuando empezamos con la alimentación complementaría tuvimos una periquera de madera con una mesita propia. Nos sirvió al principio, pero después de unas semanas, Emily ya no quería quedarse sentada y movía la mesita tirando todo. Con la nueva periquera de Tikibá ya no tenemos este problema. Creo que se siente más incluida en la comida familiar y por eso aguanta mucho más tiempo sentada.

Otro punto importante para el baby-led weaning y en general para niños que ya comen sólidos, es tener la posibilidad de estacionar y descansar los pies. Eso no solo es más cómodo, también les ayuda a sacar la comida en caso de que se atraganten, la Pappagallo cumple con este requisito.

Periquera para baby-led weaning
La Silla Pappagallo es perfecta para el baby-led weaning

Diferencias con la silla Tripp Trapp de Stokke

Conozco las dos periqueras, la Silla Pappagallo y la Tripp Trapp muy bien. La segunda la usamos unas semanas cuando visitamos a mi familia en Alemania. Y sí, hay ciertas diferencias entre ambas.

La madera de la silla Tripp Trapp es más espesa y la silla pesa mucho más. Eso la hace más difícil de mover, pero también más estable. Por lo tanto en la silla Tripp Trapp se pueden sentar personas de hasta 85 kg, el doble que en la Silla Pappagallo.

La otra diferencia es la gama de accesorios que se pueden usar en cada periquera. Mientras para la Pappagallo de Tikibá solo se puede comprar un cinturón de seguridad, para la Tripp Trapp existe una variedad de diferentes mesas, cojines y cinturones. Para niños pequeños se puede añadir un Baby Set y en el Newborn Set ya se pueden acostar bebés recién nacidos y así ya estar observando al resto de la familia en las comidas. Todos estos accesorios tienen su precio, por supuesto.

En resumen, la Tripp Trapp es más versátil; se puede usar desde el nacimiento y la madera es más pesada. No obstante, me parece absolutamente buena la calidad de la Silla Pappagallo también, y eso por menos de la mitad del precio.

Silla Tripp Trapp de Stokke
Emily en la silla Tripp Trapp de Stokke con el Baby Set

Puntos negativos de la Silla Pappagallo y cómo mejorarlos

Lo especial del diseño tanto de la TrippTrapp como de la Pappagallo, es que no se pueden caer hacía atrás en caso de que el bebé se empuje con los pies contra la mesa. Cuando nos llegó la silla Pappagallo, tenía unas piezas de goma en la parte inferior, para prevenir el contacto directo de la madera con el piso. No obstante estas gomas gruesas reducían la estabilidad de la silla, la cual entonces sí pudiera haber caído hacía atrás.

Encontré una solución simple: quitamos las gomas y pegamos unos fieltros delgados en la parte inferior de la base. Ahora la silla ya no puede volcarse y como efecto secundario se desliza sin ningún esfuerzo en el piso de azulejos.

Antes: gomas en la Silla Pappagallo
Antes: gomas en la Silla Pappagallo
Cambiamos las gomas por fieltros
Después: cambiamos las gomas por fieltro

En dónde comprar la Silla Pappagallo

La Silla Pappagallo es de la marca mexicana Tikibá, tienen su sede en Cuernavaca, Morelos. Para los que vivimos lejos, podemos visitar su tienda en línea (parece que su página está en construcción de momento). Ahí se pueden encontrar muchos más productos interesantes como cunas colechos, fulares, almohadas de la lactancia, sacos para dormir y otros textiles de algodón orgánico. Esta es su página de Facebook (también pueden hacer su pedido por este medio, escribiéndoles por inbox).

La Silla Pappagallo tiene un precio de $ 1,850. El cinturón de seguridad cuesta 200 pesos extra. El envió me costó 250 pesos y el paquete llegó muy rápido y en buen estado. La silla llega desarmada, con un instructivo y todos los tornillos. Me costó un poquito armarla, talvez porque mi hija de 10 meses me estaba “ayudando” 😉, pero al final quedó muy bien y estamos muy felices con esta compra.

¡Una gran recomendación, esta silla seguramente nos va a servir varios años más!

DIY: Rama-perchero – házlo tú mismo

Una decoración especial para el cuarto del bebé

Como todas las mamás me encanta la ropa de bebés. Mi hija tiene unos vestidos tan hermosos que muchas veces quisiera tenerlos en mi talla también. Telas maravillosas con pequeñas flores encima o blusitas con un bordado tradicional, hecho por la bisabuela de Emily. Para mi fue claro: la ropa tan bonita no la podemos esconder en una cómoda o un armario, necesita un lugar especial. Y como soy fan de materiales naturales en el cuarto de bebé, nació la idea de hacer un perchero usando la rama de un árbol. Continue reading “DIY: Rama-perchero – házlo tú mismo”